Decisiones, decisiones, decisiones….

Vivir es decidir. A cada instante estamos tomando decisiones.
Por Georgina Vázquez DeLa Rosa

Vivir es decidir. A cada instante estamos tomando decisiones ¿qué voy a desayunar? ¿qué zapatos me pondré? ¿voy o no voy al cine? ¿le envío o no le envío el mensaje? ¿digo lo que pienso o mejor me lo guardo? ¿me compro un vestido o mejor una bolsa?

La toma de decisiones es una tarea implícita en nuestra vida, nuestro día a día se basa en DECISIONES ¿pero qué pasa cuando tenemos que tomar una decisión importante? Muchas veces nos paralizamos y algo que pareciera tan sencillo de hacer se convierte en toda una misión imposible.

Al día de hoy no existe una fórmula mágica para la toma de decisiones pero lo que si existe son estrategias que podrían ayudarnos a obtener resultados favorables y aquí están algunas…

  • Se consciente del poder de tomar una decisión

Uno de los primeros pasos para tomar decisiones es tomar conciencia de lo que implica el hacerlo, es decir las consecuencias que esto trae. Ya que cualquiera que tomemos generará un movimiento en cadena.

  • Escucha a la intuición

La mayoría de las veces nos tomamos demasiado tiempo en tomar una decisión por el miedo a lo que pueda suceder. Por eso es bueno aprender a confiar en nuestra intuición, en nuestras corazonadas. Las intuiciones siempre vienen acompañadas por una sensación de querer hacer algo. Déjate llevar y confía en lo que te dice el corazón.

  • Reduce tus opciones

Entre más opciones tengamos se verá reducida nuestra capacidad para procesar información, lo que podría generar confusión, pérdida de tiempo y hasta aumentar la insatisfacción con la decisión final. Por eso mejor tener muy claros nuestros objetivos y los resultados que queremos obtener con nuestra decisión y así plantearnos el menor número de caminos a elegir.

  • Toma mucho impulso y arriésgate

Tomar riesgos no tiene por qué ser algo negativo. Lo importante es que tengamos seguridad en lo que vamos a hacer y mostremos convencimiento de que es la opción correcta.

  • No te dejes llevar por la presión social

Que tire la primera piedra quien sea inmune a la presión social. Las opiniones de las personas a nuestro alrededor nos pueden influir e incluso nos pueden llevar a modificar nuestros pensamientos. Lo importante es que no permitamos que otros decidan por nosotros cuál es la dirección que tenemos que tomar. Acepta consejos pero no directrices.

  • Da prioridad a lo que te gusta

Es mejor que decidamos hacer lo que nos gusta porque, aunque al final no vaya bien, tendremos la sensación de haber hecho lo que realmente queríamos.

  • Se flexible

Tengamos claro que tomar una decisión no significa llegar con ella hasta el final. Si esta no da los resultados esperados no te desanimes y aprende a modificar lo que habías planeado.

Georgina Vázquez DeLa Rosa

Licenciada en psicología, master en coaching sistémico y psicoterapeuta infanto-juvenil.

Formada en la universidad Juárez del Estado de Durango, así como en el Instituto de Estudios Superiores y Formación Humana en la ciudad de Chihuahua y en la Universidad Autónoma de Barcelona en España.

Experiencia en el campo de la psicología clínica y psicoterapia en la modalidad online y presencial, docencia, coordinación y tutoreo académico, orientación y capacitación para padres y charlas de desarrollo humano en todos los niveles. Actualmente se desarrolla como psicoterapeuta y coach en la modalidad online en Georgina, Psicoterapia & Coaching Online e impartiendo charlas y talleres en la cuidad de Barcelona.

Ha trabajado como psicoterapeuta infanto-juvenil en el Hospital Municipal del Niño en la ciudad de Durango, docente de la licenciatura de psicología en la Universidad José Vasconcelos y en la Universidad TecMileno en los niveles de preparatoria y licenciatura, encargada del departamento de psicología en el Colegio Promedac, tutora en el Servicio Nacional de Bachillerato en Línea “Prepa en línea-SEP” y al día de hoy como docente de la Universidad Autónoma de Durango campus virtual en la licenciatura de psicopedagogía.